Muchas veces nos centramos en el resultado de las reformas, rediseños, decoraciones, etc. y dejamos de lado el hecho de que para que todo esto sea posible hacen falta grandes profesionales. Solemos olvidarnos de aquellos cuya labor es pequeña, pero igual de esencial. Estamos hablando en este caso de 

¿De qué nos sirve tener una casa preciosa si no tenemos una cerradura adecuada para crear un espacio seguro? O, ¿para qué tener grandes ventanas si no podemos regular la entrada de luz?

En este artículo, hablaremos un poco más de estas profesiones para conocerlas en mayor medida.

Cerrajero: el maestro de las llaves

El cerrajero se encarga de instalar, reparar y suministrar cerraduras tanto de casas como de negocios o hasta de coches. Además, fabrica llaves que encajan perfectamente en la cerradura destino.

Pero esto no es todo, sino que también se encarga de instalar avanzados sistemas de seguridad. Algunos cerrajeros prestan servicio las 24 horas por si hubiera una urgencia (la cerradura ha sido forzada, los ocupantes se han quedado atrapados fuera del hogar, el propietario que ha perdido las llaves…).

También actúan como asesores sobre la cerradura más idónea para cada lugar con el fin de incrementar la seguridad

¿Qué tipos de cerraduras existen?

  • Multipunto: son las más seguras, ya que cuentan con varios puntos de anclaje en diferentes alturas de la puerta.
  • Cerrojo: pueden situarse en puertas de habitaciones y baños para proporcionar una mayor privacidad, o en la puerta de entrada a modo de complemento de la cerradura principal. Si se usan en solitario son poco seguros y fáciles de forzar.
  • Digital: para poder abrir las puertas es necesario contar con claves, por lo general numéricas, huellas dactilares o tarjetas. Estas son muy seguras, ya que si se intentan vulnerar, se bloquean. Estas son más comunes en hoteles y empresas. 
  • Empotradas: son las más típicas en las casas. Se colocan embutidas en las puertas, tanto de madera como metálicas.

Profesionales en desatascos

Tienen cierta relación con los servicios de fontanería, ya que también son profesionales útiles cuando surge un problema con una cañería o un imprevisto de este tipo. 

Es un trabajo tan específico, que si nosotros mismos no disponemos de los conocimientos necesarios, no seremos capaces de resolverlo. Por eso se trata de una profesión tan importante pero a la vez tan poco valorada. 

Entre sus funciones más destacadas se encuentran: limpieza de pozos, desatascos, localización de malos olores y filtraciones de agua.

Especialistas en toldos y persianas

Se trata del tercer grupo de profesionales invisibles. Como su nombre bien indica, se dedican a la instalación y reparación de toldos y persianas, ya sean manuales o eléctricas. Aunque no se cierran las puertas solo a estas dos. Entre sus tareas también se encuentran la colocación de pérgolas, cortinas, estructuras, carpas, sombrillas, etc. 

Como verás, ofrecen una amplia gama de servicios que pueden ser de gran utilidad. Y más aún porque no solo trabajan con hogares, sino que con empresas, colegios y ayuntamientos entre otros, también.

Al final ofrecen servicios que usamos en nuestro día a día y que nos pueden hacer falta en un momento dado.

Ahora que ya sabes más acerca de estas profesiones

Seguro que has descubierto algún nuevo servicio que no sabías que ofrecían. Claramente todos estos especialistas se desplazan al lugar en el cual se les necesitan.

En KUIKO contamos con grandes profesionales de muchas áreas diferentes que pueden servirte de gran utilidad. Te invitamos a echar un vistazo a nuestra web para ayudarte en todo lo posible.

¡Y si quieres leer más sobre diferentes profesiones, puedes hacerlo aquí!

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *