Facturas, presupuestos, libros de cuentas… Lo sabemos, se te pone la piel de gallina cada vez que escuchas uno de estos términos. Y es que lo tuyo son las reformas. El trabajo administrativo es solo un requisito más que viene en el pack de tener un negocio.

En KUIKO trabajamos para liberarte al máximo de esa carga y que te concentres en lo que realmente eres bueno. No solo ahorrándote tiempo en la búsqueda de clientes, sino compartiendo contigo plantillas como la de Plan de negocios para una empresa de reformas.

En esta ocasión, ponemos sobre la mesa otro documento con el que vas a tener que convivir toda tu vida profesional: los presupuestos. Aquí aprenderás por qué son tan importantes y cómo elaborarlos correctamente. Al final de este artículo, encontrarás una plantilla descargable con la que te animamos a practicar para tu próximo proyecto. ¿Comenzamos?

Por qué es tan importante un presupuesto

Los presupuestos son una declaración de intenciones. Fijan las expectativas de ambas partes en un proyecto de reformas y evitan sorpresas desagradables. Benefician tanto al cliente como al proveedor de servicios.

Para el cliente, son la manera de acotar el precio del servicio que van a recibir. Después de transmitir sus necesidades, espera que le envíes por escrito una confirmación de que verá cumplidos sus deseos. Un presupuesto profesional le aporta seguridad y tranquilidad a tu cliente. Hace que confíe en ti.

Imagina que comienzas a pintar un piso sin enviar antes el presupuesto. Quizás el cliente desconozca por completo el precio de la pintura o no valore como tú el coste de la mano de obra. Al terminar el trabajo, puede sentirse “estafado” porque el ticket es demasiado alto y nunca más recurrirá a ti como profesional. Con un presupuesto de por medio, podría haberte planteado todas sus dudas y entender el desglose del precio.

Los presupuestos también son vitales para ti a la hora de gestionar un proyecto de reformas. De algún modo, te cubren las espaldas frente a malentendidos y te aseguran poder reclamar el cobro íntegro de tus servicios.

Imagina de nuevo ese mismo proyecto de pintura. Tras una simple conversación telefónica, el cliente entiende que pintarás solo las paredes, pero tú entiendes que debes pintar paredes y techos. Y así lo haces. Al concluir el trabajo, querrás cobrar más metros cuadrados de pintura de los que el cliente está dispuesto a pagar. Todo, por un simple malentendido que podría haberse evitado a tiempo.

Qué debe incluir tu presupuesto de reformas

Al contrario de lo que puedas pensar, tu presupuesto no necesita ser extremadamente elaborado. Cuanto más fácil sea para tu cliente identificar qué servicios recibirá y qué importe pagará por ellos, mejor. Así, evitarás más llamadas y explicaciones. A continuación, te dejamos una lista de los campos imprescindibles en cualquier presupuesto

  • La palabra “presupuesto”. Parece una tontería, ¿a que sí? Te sorprenderías de lo fácilmente que puede traspapelarse este documento y confundirse con una factura.
  • Tu identificación como empresa. Es bastante ingenuo creer que tu cliente no está comparando precios con otros proveedores. Llegado el momento, debes ponérselo fácil para que pueda identificarte y contactar contigo. Así que incluye tu logo, nombre, información de contacto, etc.

  • Información del cliente. Cada presupuesto es una oferta única para un cliente específico en un momento determinado. Asegúrate de reflejar el nombre, DNI/CIF e información de contacto de la persona o empresa que quiere contratar tus servicios.

  • Descripción de los servicios. No hace falta que desarrolles exhaustivamente cada tarea, pero sí te recomendamos que reflejes toda la información fáctica. Por ejemplo, los metros cuadrados que vas a pintar, las marcas y precios de los materiales o el importe de la mano de obra. Al lado de cada servicio, incluye también cuántas unidades se emplearán, el precio por unidad y el precio total.

  • Plazo de entrega. Existen proyectos cuya duración es sencilla de calcular y otros que dependen de factores externos, como las condiciones meteorológicas. Sea cual sea tu caso, no te pilles los dedos con fechas ajustadas y deja clara la horquilla de tiempo que necesitas.

  • IVA y precio total. Por lo general, todos los servicios de reformas, limpieza y mantenimiento están sujetos a un 21% de IVA. Asegúrate de reflejar este impuesto aislado por un lado y de sumarlo a la base imponible para obtener el total del servicio con IVA por otro.

  • Método y plazos de pago. Aquí es donde indicarás detalles como a qué número de cuenta deben hacer el ingreso y en qué fechas efectuarlo. Sobre todo, si el importe es de envergadura.

Esta es toda la información que necesitas para lanzarte a hacer tu propio presupuesto. A continuación, te dejamos una plantilla editable para que le pierdas el miedo a la hoja en blanco.

De todos modos, recuerda que registrándote de manera totalmente gratuita en KUIKO PRO e introduciendo tus tarifas tendrás a tu disposición un generador automático de presupuestos.

Plantilla presupuesto reformas Kuiko

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *