Galletas recién horneadas. Eso es lo que se encuentran muchos potenciales compradores cuando visitan una vivienda. ¿Te has fijado? Seguro que ya te han venido a la cabeza mil escenas de películas donde – embriagados por el olor a dulce– la persona interesada se enamora de la vivienda según cruza el umbral de la puerta.

Esto se debe a que las casas se compran con el corazón. Durante los primeros segundos el comprador decide si quiere o no la vivienda.

Analicemos esto. Tenemos que convertir ese decisivo lapso de tiempo en una oportunidad real de compra. Invertir en reformas no solo va a conseguir ese amor a primera vista, también va a incrementar el valor de tu vivienda en un 20%. La gente está dispuesta a pagar mucho menos por una casa en mal estado, llegando a perder hasta un 25% de su precio por estar descuidada.

Si tu objetivo es incrementar los beneficios de la venta de tu inmueble, invertir en reformas es ganar con tu vivienda.

Te traemos una recopilación de cambios y reformas sencillas para vender rápidamente tu hogar y recuperar tu inversión en forma de ganancias.

1. Eficiencia energética

El color de las paredes o la distribución de la vivienda es importante. Pero una casa energéticamente eficiente es fundamental.

¿Qué significa eso exactamente? Que la vivienda no pierda energía de manera descontrolada. Los pisos antiguos –anteriores a 2006– no tienen un correcto aislamiento térmico.

Reformar para mejorar la eficiencia energética de los inmuebles hará que tus futuros propietarios ahorren gastos, por lo que valorarán mucho ese factor a la hora de tomar la decisión de compra.

Para poner ese abrigo a tu hogar es fundamental sellar todos los huecos que conectan el interior con el exterior de la vivienda. Materiales como yeso o cintas estancas son los más utilizados para tapar enchufes empotrados en fachadas, salida del extractor, aire acondicionado, etc.

Las ventanas desempeñan una función aislante muy importante. Busca en tu reforma que queden alineadas con la capa del aislamiento térmico y que sean de calidad. Así garantizarás que no existan los tediosos puentes térmicos.

 

2. Domótica

¡Un plus al confort y la calidad! Abriendo las puertas a la domótica con tu reforma, vas a incrementar considerablemente el precio de venta y marcarás la diferencia respecto al resto de propietarios.

Las casas inteligentes son una realidad y cada día están más demandadas. Las ventajas son infinitas y si no las conoces estás en el lugar adecuado.

Tu casa será capaz de detectar problemas como fugas de gas, garantizando la tranquilidad de saber que todo está bien en tu hogar. O imagina que es un frío día de invierno, sales de trabajar deseando llegar rápido a casa. La calefacción se puede encender a distancia para una calurosa bienvenida.

Estar conectados en todo momento con lo que ocurre en el interior de la vivienda es un punto a favor decisivo para que el importe de la vivienda se incremente y se venda de manera rápida.

 

3. Reforma en cocina y baño

Estas dos estancias tienen una gran importancia en la compra de un inmueble. Generalmente son las zonas de la casa que más mantenimiento necesitan y que peor resisten el paso del tiempo y las modas.

Por mucho que la vivienda esté perfecta, si el baño o la cocina están desactualizados el precio de venta caerá considerablemente. Ahora que ya sabes esto, ¡toca un lavado de cara!

Si tu vivienda es antigua, es probable que el baño esté gobernado por una gran bañera. Despídete de los chapuzones para dar paso a la comodidad y versatilidad del plato de ducha.

Y si además te interesa sumar metros, el bidé puede sustituirse por otras alternativas más actuales.  Para darle un toque más contemporáneo apuesta por lo atemporal. Revestimientos en paredes, muebles sencillos y colores neutros.

La cocina también necesita crecer y con una buena reforma la sensación de amplitud aumentará como por arte de magia. Ábrela al salón. La tendencia de las cocinas abiertas lleva años triunfando en las reformas y está claro que ha llegado para quedarse. Unifica dos espacios para que la novedad se perciba desde el recibidor.

Si quieres apostar por una nueva cocina, este otro artículo de nuestro blog será tu gran aliado.

 

4. Materiales

Las chapuzas no son una opción. Y reformar rápido y barato para salir del paso, tampoco. Si no apuestas por materiales de calidad será muy difícil que tu vivienda se revalorice, por muy bonita que sea.

El primer paso es reemplazar todos esos materiales viejos o en mal estado por otros nuevos. Los materiales son un libro abierto del que consultar la historia de la vivienda, y con ellos la calidad del inmueble.  Los compradores sentirán la seguridad de saber que no tendrán que invertir en obras al poco de entrar a vivir en su nueva casa.

Estos cambios afectan a todas las estancias, especialmente baño, salón y cocina. Por ejemplo, la madera siempre triunfa. Aporta la calidez que un hogar demanda, y además es muy fácil de combinar para conseguir estilos muy actuales. Madera con plástico y aluminio, o tal vez con piedra.

Y por supuesto… ¡el gotelé fuera! Una casa con paredes llenas de esas características gotas devaluará su precio al mercado de la peseta. Alisa paredes y verás como cambia el precio.

 

 

En definitiva, invertir en tu hogar es ganar. En KUIKO quedamos ayudarte a incrementar un 20% el precio de tu vivienda, con un 100% de calidad. Si no sabes por dónde empezar tu reforma, entra ya en KUIKO.ES y déjate asesorar por nuestros arquitectos.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *