¿En qué fase de la desescalada estás? ¿En cuál vas a aprovechar para escaparte a tu segunda residencia?

Algunas comunidades autónomas ya disfrutan de la ansiada fase 2 del plan de desescalada y muchas se preparan para dar la bienvenida a viajeros, tanto nacionales como internacionales, que se dirigen a su destino favorito: su vivienda vacacional.

Pero, antes de preparar la maleta has de tener en cuenta una cosa.

Si vuestra residencia vacacional no ha recibido el mantenimiento adecuado desde el último verano… ¡es posible que te encuentres con una desagradable sorpresa al llegar!

En KUIKO nos encanta el verano, y queremos que puedas disfrutar al máximo de tus – más que merecidas – próximas vacaciones en una segunda residencia. ¿Quieres aprender a darle el mejor mantenimiento? Sigue leyendo.

Accesos, zonas comunes y seguridad.

 Ya con las maletas en la mano, entras al portal. ¿Pero qué es ese olor? ¿Han abierto una piscina en las escaleras?

El ascensor: averiado.

El extintor: robado.

Las luces: parpadeando.

¿Te ha pasado?

Los accesos y zonas comunes de grandes edificios de apartamentos requieren una atención especial durante la temporada no vacacional.

¿Qué hacer ante un robo o un acto vandálico en una segunda residencia? Sustituir las llaves del portal, reparar las ventanas rotas o incluso instalar una puerta blindada.

¿Qué hacer con el resto de las zonas comunes? Contratar un equipo cualificado de profesionales que realice un mantenimiento de las instalaciones: limpieza, seguridad, electricidad y fontanería.

¿Playa o Montaña?

 Esta pregunta probablemente te la hicieras, y muy en serio, en el momento de comprarte esa segunda vivienda vacacional.

La playa tiene el mar, y sus chiringuitos, y sus atardeceres infinitos. La montaña es silencio, y paz, y reencontrarte con la naturaleza y contigo mismo.

Como supondrás, el mantenimiento de una vivienda en la montaña es muy distinto al mantenimiento que necesita una casa enfrente del mar.

¡Cuidado con el salitre!

El gran enemigo salino de las viviendas en la costa puede destruir la pared de la fachada de tu apartamento si está demasiado próximo al mar.

De hecho, si el edificio tiene ya unas décadas, puede ser demasiado tarde.

Una fachada mal cuidada, en un edificio con una estructura de materiales deficientes – muy comunes durante los años 60-70 y también durante la burbuja inmobiliaria – podría tener los años contados.

¡Cuidado con las plagas!

De pulgas, cucarachas y ratones.

Y dependiendo de la zona en la que esté, cuidado con la nieve o la lluvia torrencial.

Gozar de un cachito de naturaleza tiene muchas ventajas, pero también tiene sus inconvenientes, y uno es que se te puede colar la naturaleza dentro de casa.

Calderas, aire acondicionado y piscina

 Un tornillo mal ajustado o un conducto que pierde su líquido refrigerante no suponen absolutamente ningún problema si se detectan en cuestión de horas o días.

¿Pero, y si se pasa así todo el año?

Es imprescindible realizar un mantenimiento preventivo y continuado de calderas, aire acondicionado y sistemas de funcionamiento interno de piscinas (bomba, filtro, cloro).

¿Incluso aunque sean nuevos? También.

Puede que una caldera nueva no necesite una inspección de la cámara de agua más que una vez al año, pero ha de purgarse desde el principio.

En cuanto al mantenimiento de las piscinas, se debe realizar un vaciado anual de todo el agua, para proceder a continuación a una limpieza del vaso de la piscina (paredes y suelo de la misma) y una comprobación de que el pH del agua mantiene los niveles adecuados de cloro.

El aire acondicionado es, en este caso, el que menos atención necesitará. Salvo infrecuentes problemas eléctricos y averías más graves, tu aire acondicionado necesitará una sustitución periódica del filtro. Y listo.

Limpieza, jardinería y plagas

 En tiempos del COVID-19, el asunto de la limpieza incluye evidentemente el de la desinfección.

Los estudios científicos sobre el virus son aún demasiado escasos y no se puede saber a ciencia cierta cuánto sobrevive en el aire o en superficies.

Antes de viajar a tu residencia vacacional, encarga una desinfección profesional por nebulización en las zonas de paso y en tu vivienda.

La jardinería es un aspecto del mantenimiento de tu vivienda vacacional que no querrás descuidar.

Un césped que no ha sido conservado y regado adecuadamente con productos específicos puede dejar de brillar o hasta quemarse en tan solo un verano.

¡Y los veranos son cada vez más cálidos!

En cuanto a las plagas, las plantas sufren muchas y de distinto tipo según la especie y la zona geográfica en la que vivan.

 Lo que los expertos suelen recomendar es no mezclar en un mismo jardín plantas autóctonas con especies muy exóticas.

No solo es que las plagas vayan a saltar de unas plantas a otras, es que además los cuidados específicos que necesitará cada una de ellas convertirá lo que podía ser un ameno hobby de verano en un campo de trabajos forzados.

¿Has anotado ya todos los cuidados que necesita tu residencia estival? ¿Has caído en la cuenta de que necesitas un equipo profesional de expertos que realice su mantenimiento antes de que comiencen tus vacaciones?

 Entra en KUIKO.ES y encuentra y contrata a los profesionales que necesitas para el mantenimiento de tu vivienda vacacional.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *