No hay reformas más importantes que las que hacemos en nuestras vidas.
Con este primer capítulo, queremos acompañaros en algunos momentos que transformarán completamente vuestra manera de vivir.

Esta semana, y aprovechando que es San Valentín, empezamos con ese momento tan importante que vivirás (o has vivido) con tu pareja.

Cuando una pareja empieza a sentar los cimientos de una relación más duradera y se decide a construir sobre ellos un proyecto de vida en común, el primer paso que se suele tomar es el de mudarse juntos.

Pero antes de decidirse a hacerlo, la pareja debe sentarse tranquilamente y pensar en muchos aspectos. ¿Van a alquilar primero o se lanzan directamente a la compra? ¿Quieren vivir en las afueras o en el centro de la ciudad? ¿Son más de “piso barato pero antiguo a reformar” o de “promoción y obra nueva lista para estrenar”?

Tal y como está la situación del mercado inmobiliario, no podemos exigir mucho espacio a esta primera vivienda, pero sí nos gustaría desvelarte qué áreas de la pareja deberían tener cabida en ella.

¿Estáis decidid@s a construir entre los dos?

Entonces veamos qué espacios necesitáis incluir en vuestros m2.

m2 de comunicación

 La comunicación es la herramienta básica con la que se construyen las relaciones. Y más aún cuando se convive en pareja.

Por eso hay que fomentarla, destinándole metros cuadrados específicos dentro de la casa. Un espacio el que la pareja se sienta cómoda para abrirse, compartir, escuchar y llegar a acuerdos.

Hay dos piezas de mobiliario que pueden ayudaros a entenderos mejor.
El sofá en L o chaise longue es muy popular dado que permite estar más cerca de la otra persona, interactuar cara a cara, pero no estar obligados a miraros directamente.

Un sofá cómodo, no enfrentado, y en el que se puedan adoptar muchas posturas tanto para ver la tele, sentarse a leer una buena novela con el gato en el regazo o simplemente echar la siesta. En resumen, es una pieza magnífica que debería ocupar vuestro salón. ¡Los hay incluso a medida!

Por otro lado, una mesa redonda – para instalar en la cocina, o en el comedor – favorece el intercambio de información y la exposición de ideas entre interlocutores. Si bien puede ser un poco más fría o seria que el chaise longue, es un mueble que todas las parejas deberían incluir en su día a día.

“¿Llega una factura un poco alta del consumo de la luz?”

“Sentémonos a ver cómo podemos reducirla”

“¿Nos vamos de viaje y tenemos un montón de información que estudiar?”

“Vamos a hacernos un café y a mirarlo todo con calma, pero erguidos”

m2 para compartir y m2 para estar a solas

 Ahora sois dos, pero seguís siendo uno en individual.
Existe un mito romántico muy peligroso y es el de que las parejas se convierten en un único ente que come, respira y siente al mismo tiempo.
Pero no es así.

Cada miembro de la pareja necesita su propio espacio.
m2 en los que desarrollarse individualmente, en los que pueda expandirse mentalmente sin miedo a molestar al otro o en los que simplemente quiera estar solo.

Conservar nuestro espacio personal en un piso de menos de 60m2 puede una tarea muy ardua.

Y por ello existen cientos de alternativas en el mercado para acotar espacios dentro de una casa si no se puede emprender una reforma.

Nosotros nos quedamos con los biombos: apenas ocupan espacio, tienen un rango muy amplio en cuanto a tamaños y precios, y además puedes decorarlos para que se integren con tu hogar.

En lo que se refiere al espacio compartido, debemos poner especial atención a aquellas zonas que se usan con más frecuencia y el tamaño que tienen.

Si los dos sois unos cocinillas, tenéis que encontrar un piso que cuente con una cocina muy amplia o hacer una reforma para ampliar la vuestra.

En el caso de que no compartáis el mismo gusto estético en lo que se refiere a la decoración e interiorismo de vuestro hogar ideal, deberéis llegar a acuerdos en los que ambos os sintáis cómodos.

Sobre todo, en lo que se refiere a aquellas zonas o áreas de la casa que utilicéis más a menudo. Como el tipo de colchón y sofá, la distribución del baño o la cocina.

m2 de intimidad

 Vivir con tu pareja es el sueño de much@s por una razón concreta.
Y es que es muy difícil sentirse a gusto y como en tu propia casa al lado de tu novio o novia cuando sabes que en cualquier momento van a llegar sus padres. O si tenéis que recluiros en un dormitorio para estar juntos porque en el salón de su piso de estudiantes hay montada una mini fiesta.

De ahí la importancia de que viváis juntos, porque este trabajo se hace continuamente. Los m2 que os ayudarán a crear intimidad en pareja y fomentar el cuidado personal son los del dormitorio y el baño.

Piensa en una cama de matrimonio en la que os sintáis cómodos por separado, pero también en la que podáis descansar juntos. ¡Solo una norma! Nada de televisores en el dormitorio, os van a impedir conciliar bien el sueño.

¿Qué metros cuadrados le dedicas a diario a tu pareja?
Si quieres hacerle una reforma completa a tu vida, da el salto y múdate a vivir con él o con ella.

Si necesitas más ayuda para hacer realidad vuestros sueños en común, recuerda… ¡Tienes KUIKO!

 

 

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *