El 20 de noviembre es el día de la infancia, y como sabemos lo preciados que son los más peques de la casa, queremos darte las claves que necesitas saber a la hora de reformar una habitación infantil. Estas reformas suelen realizarse por diferentes razones, puede ser que vayas a ampliar la familia y tengas que cambiar la estancia en la que guardabas los trastos para adaptarla a un bebé, que ya tengas un niño y quieras adaptarla para dos porque estarán en un mismo cuarto, o bien que tu hijo vaya creciendo y haya que ajustarla a sus necesidades.

Reforma la habitación de un bebé

Lo primero que debes tener en cuenta es el espacio del que dispones. En caso de querer reformar una habitación infantil para un bebé, los colores de pintura que deberías escoger son los tonos suaves y relajantes. También se suelen colocar suelos de tarima, ya que aíslan el frío y la humedad, otorgando un mayor confort y comodidad a tu bebé. Además, conforme vaya creciendo, podrá jugar o gatear por el suelo tranquilamente, incluso cuando dé sus primeros pasos y empiece las típicas caídas, no se hará daño. Otro aspecto a tener en cuenta, es disponer de una buena ventana aislante del frío, calor y ruido, puesto que tu bebé durante sus primeros meses deberá dormir mucho.

En cuanto a la instalación de muebles, depende de tus gustos, hay personas que van a lo práctico y solo decoran con lo necesario, como la cómoda para la ropa del bebé, con bañera incluida o no, y la cuna. Otras personas prefieren decorar la habitación de su bebé por completo, con todos los accesorios incluidos. Eso depende de los gustos y necesidades de cada persona, nosotros nos ajustaremos a las tuyas.

Reforma la habitación de un niño de 2 a 6 años

Puede ser que no se trate del nacimiento de un nuevo bebé, sino que tu bebé ha crecido y necesitas reformar su habitación para adaptarla a las prioridades que requiere un niño de su edad. En este caso, las habitaciones tienen que ser más grandes, puesto que debería disponer de una zona de descanso y otra de juego o estudio. Para ello, puedes optar por varias opciones, ampliar la habitación dándole espacio de otra habitación colindante, simplemente habría que tirar un tabique, o también se puede jugar con el espacio del que dispones haciéndolo más eficiente.

Por ejemplo, con una estantería de obra, podrías conseguir librerías o incluso muebles a medida que salven las esquinas, también, con lejas a tu medida, puedes obtener distintas formas y diferentes colores. Te pueden servir para colocar libros, juguetes, peluches, cajas…

En cuanto a la pintura, en este tipo de habitación los colores vivos y refrescantes son primordiales, estimulan los sentidos de tu hijo y crean una atmósfera alegre. Pero si no te atreves con este tipo de colores, tu profesional podría probar pintándote una sola pared, así la resalta del resto y esta pared la puedes destinar como zona de juego.

Los muebles en este tipo de habitación dependen del espacio, las camas nidos te permiten ahorrar hueco y puedes emplearlas con diferentes usos, cama de noche o sofá por el día. Las hay con otra cama debajo o con cajones para guardar juguetes, otra opción sería pedir muebles a escala. Y si protegen tus paredes con un zócalo de madera o pintura de pizarra, tu hijo podrá pintar o dibujar sobre ella estimulando su imaginación, esto te permitirá la pared como zona de juego.

Reforma la habitación de un niño a partir de 8 años

A esta edad las reformas de habitación se destinan a favorecerles una zona de estudio. Hay que tener en cuenta que esta zona debe estar bien iluminada y disponer de todas las instalaciones o enchufes necesarios para que pueda utilizar el ordenador, lámpara, etc.

Lo más importante es hacerlo de tal forma que cuente con una zona para el descanso, otra para el estudio y un guardarropa. Las camas pueden ser de nido, que contengan un escritorio o literas. La zona de estudio podrían realizarla en diferentes materiales, en madera a juego con la cama o en placas de yeso laminadas a juego con las lejas. Para organizar la ropa y zapatos, puedes optar por armarios empotrados.

Planifica tu reforma

  1. Pide tu presupuesto cerrado a un profesional.
  1. Ten paciencia con la reforma. Para que quede como tú quieres tiene que pasar un periodo en que la habitación esté vacía y en obras.
  1. Déjate aconsejar y no dudes en comunicar a tu profesional los resultados que deseas obtener.
  1. Comprueba las referencias del profesional que va a realizar tu reforma. Muchas veces, las complicaciones que te hacen perder más dinero vienen de la mano de gente poco profesional que no realiza el trabajo como debería.
  1. La planificación de la reforma es primordial, es lo que hace que la reforma vaya como debe, sin problemas de ningún tipo. Obviamente, no se pueden prever los problemas que se pueden tener, pero con una buena planificación, todo es posible.

Jugar, pintar, leer, estudiar, dormir, divertirse, solos o con amigos, es lo que necesitan los peques de la casa, mucho espacio para sus actividades y para guardar sus tesoros. Haz la reforma de la habitación infantil de tu hijo con los profesionales de KUIKO, ¡será todo un éxito!

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *