Antes de empezar, queremos dejar claro que nos encantaría no tener por qué escribir el blog de esta semana.

Sería genial que todas las “empresas de obras y reformas” que se anuncian por internet, que pegan sus anuncios en farolas o que contactan por redes sociales con sus futuros clientes, fueran tan veraces, honestas y legales como las empresas con las que colabora KUIKO.

Sin embargo, la realidad es muy distinta.

Y en lo que se refiere a reformas integrales, de hogar, de baño, cocina o exteriores, los casos de estafas, engaños y trampas siguen siendo todavía demasiado habituales.

Por eso, en el blog de esta semana te vamos a dar algunos consejos para que tu reforma, sea del tamaño y presupuesto que sea, no caiga en las manos que no debe.

Define bien el proyecto que tienes en mente

Un cliente inseguro o que no tiene muy claro lo que quiere es la víctima perfecta durante una estafa.

Encuentra inspiración en internet y sírvete de imágenes para hacerte entender.
No tienes por qué saber cómo se llaman los materiales si puedes señalarlos  con el dedo en una fotografía.

Una empresa seria de reformas no solo te escuchará, sino que te ofrecerá la mejor solución para satisfacer tus necesidades. En este sentido, huye de quién te proponga desde el principio una alternativa que no te encaje para nada con lo que tienes en mente.

Analiza en profundidad el presupuesto

 Muchos usuarios estafados se han dejado convencer por una cifra muy inferior a la que tenían en mente. Una vez la casa está empapelada y la reforma parece que ya ha arrancado surgen las excusas sospechosas.

“Es que resulta que mi compañero acaba de comprobar que no quedan unidades del material que habíamos especificado, así que tendremos que optar por otra solución. Tendremos que repasar de nuevo el presupuesto”

“Resulta que por un problema circunstancial en nuestra empresa, hemos dejado de colaborar con este proveedor de materiales, así que no podemos asegurarle la misma oferta que le hicimos al principio”.

Establece un presupuesto cerrado y no pagues más de un 40% por adelantado.

Se ha dado el caso de que una empresa a la que se le ha encargado una reforma integral de dos baños, haya pedido un 30% del presupuesto final por adelantado para costear materiales, y haya establecido otro pago de un 30% a la mitad de obra – durante el alicatado – así como un 40% al finalizar de instalar sanitarios y limpiar los escombros.

Una vez recibe el 30% inicial y por una excusa de lo más verosímil a ojos del cliente, instala el alicatado en menos de 4 días, exigiendo el desembolso del 30% adicional, para desaparecer después y no volver a dar señales de vida.

Estudia bien el presupuesto. Comprueba que todas las partidas de gasto están bien detalladas y que el documento que recibes es legal.

Exige siempre una factura de todos los materiales que se compren, y si sospechas ponte en contacto con la empresa suministradora.

Comprueba la calidad de los materiales

Existen empresas y profesionales de reformas que te ofrecerán simulaciones render 3D de cómo será el resultado final.

Y después se desentenderán del resto.

A simple vista, podrá parecerte espectacular visitar tu casa recién reformada a través de los softwares de última generación que existen en el mercado.

Pero exige muestras reales de los materiales que te proponen para que puedas tocarlos y comprobar que el acabado final de los mismos cumple con tus expectativas.

Muchos “profesionales” se escudarán alegando que el resultado final es idéntico al de la fotografía o video.

Además, reformar con materiales de baja calidad siempre acabará costándote de más. Evítate averías y reparaciones posteriores invirtiendo en los mejores materiales desde el principio.

En cuanto los operarios terminen de subir todo el material, comprueba el interior de los paquetes. ¿Están nuevos? ¿Hay materiales rotos o usados?

Una práctica frecuente en este tipo de estafas es intentar instalar materiales de segunda mano o que han sido comprados directamente en fábrica a un precio inferior por presentar erratas o arañazos.

Cumple con plazos, Seguridad Social y Administración.

En España existen decenas de miles de reformas aún por terminar.

Muchas llevan meses y meses paradas, sin que ni siquiera la “empresa de reformas” se haya acercado a dar una explicación.

Establece unas fechas de inicio y fin de obra, y asegúrate de que constan en el contrato. Como consumidor estás en tu derecho de exigir un plazo de garantía.

Un contrato de obra legal incluirá además penalizaciones por el incumplimiento de los plazos especificados y la supeditación de tus pagos al progreso de la obra.

Pide la licencia de obra antes de que se comience a trabajar en la reforma, solo después de recibirla podrás firmar un contrato. No olvides que el ayuntamiento ha de procesar un permiso específico para la misma.

También necesitas el TC2 de todos los trabajadores y comprobar que están dados de alta en la Seguridad Social, en el caso improbable de que recibieses una inspección de trabajo durante el desarrollo de tu reforma, serías tú el responsable de pagar la multa.

Firma un contrato de obra legal

¿Cómo identificarlo?

Un contrato de obra legal incluirá:

  • La dirección y NIF de la empresa.
  • Las fechas de comienzo y final de obra.
  • El presupuesto completo y el método de pago.
  • Plazo de garantía, penalizaciones – en caso de haberlas – y forma de reclamar.
  • Descripción en detalle de la reforma, así como un listado de materiales.
  • Obligaciones de la empresa de reformas.

Además de tomarte tiempo para poder comprobar que todos estos apartados están incluidos, asegúrate de que el responsable de la reforma firma el contrato en tu presencia

O simplemente, confíale tu reforma a KUIKO

Después de comprender lo complicado que puede ser llevar a cabo una reforma con todas las garantías, ¿por qué no se la encargas a KUIKO?

En KUIKO solo trabajamos con empresas de reformas que cumplen con los más altos estándares de calidad.

Y, en el caso de que tuvieses algún problema durante el desarrollo de tu proyecto, nosotros nos encargaríamos de solucionarlo por ti.

¿A qué esperas? ¡Pide ya hasta 3 presupuestos gratuitos y sin compromiso!

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *