Todo sobre la prevención contra incendios

La revisión constante y el mantenimiento de los equipos contra incendios por parte de una empresa autorizada es una condición indispensable para garantizar su correcto funcionamiento.
Responder a preguntas como qué, cómo, cuándo y por qué deben mantenerse estos equipos contra incendios nos marca el camino correcto para evitar cualquier tipo de accidente en tu edificio u oficina.

Un extintor tiene una vida útil de 20 años, pero durante este periodo de tiempo, y hasta ser sustituidos por otros nuevos que cumplan la normativa vigente, el equipo debe pasar una serie de pruebas específicas para garantizar su correcto funcionamiento: un servicio de mantenimiento, una prueba que se debe realizar anualmente y el retimbrado o prueba de presión cada 5 años.

Tomar las medidas preventivas adecuadas en la empresa puede ser vital a la hora de evitar un incendio.

Minimizar la presencia de productos peligrosos en las zonas de producción, mantener las instalaciones de seguridad correspondientes a las zonas de almacenamiento y no almacenar productos peligrosos en lugares no especificados para ello son algunos de los consejos de seguridad a tener en cuenta por el empresario y los trabajadores.

Por eso, es de suma importancia formar al personal en la prevención y extinción de incendios, así como implantar un Plan de Emergencia y Evacuación que sea conocido por todos y acompañado de simulacros periódicos por parte de todo el personal.

Según el nivel de seguridad que desees tener, puedes contar con un sistema de alarma. Sí, los más seguros siempre son los más caros, pero debes valorar cómo quieres proteger tu edificio y a los tuyos. Lo recomendable es al menos contar con un dispositivo que emita una señal y avise a las autoridades competentes.

¿Qué tipos de sistemas de prevención contra incendios existen?

Extintores de incendio: es el sistema más sencillo y común, también uno de los más efectivos.

Boca de incendio equipada: es un sistema compuesto por un armario con chapa de acero y ventilación lateral, que contiene una manguera semirrígida. Es muy eficiente en caso de incendio, ya que el agua es muy eficaz sobre todo en casos de fuegos con rápida propagación y fuegos de clase «A» como el papel y la madera.

Alarmas de fuego: estos pueden detectar un incendio y enviar una señal activa, para que los ocupantes tengan tiempo de evacuar y evitar daños.
El sistema básico tiene:

  • Central de detección de incendios: conecta con los distintos elementos del sistema.
  • Detector de incendios: es el elemento que detecta el humo o el aumento de temperatura.
  • Pulsador manual de alarma: es un pulsador manual que se puede activar para dar aviso del incendio.
  • Sirena: sonido que indica que se ha producido un fuego.

Sistemas analógicos: este tipo de sistema es un poco más avanzado, ya que permite saber qué elemento ha dado la alarma y configurar distintos módulos de activación para interactuar con otros sistemas de extinción, evacuación y más. Es ideal para saber el lugar exacto del incendio, para actuar de una forma más rápida.

Sistemas de detección de monóxido de carbono: este sistema está formado por sensores que detectan el CO en el ambiente, el cual envía una señal a la central, para disparar una alarma y activar los sistemas de extracción de gases.

Sistema de aspiración: es de alta sensibilidad. Es ideal para lugares con techos muy altos, escenarios, falsos suelos y techos, interiores de máquinas y otros lugares que tienen mayor dificultad para acceder. Estos sistemas se basan en el análisis del aire respirado, a través de una red de tuberías.

Sistemas de cable térmico: este tipo es ideal para túneles, conductos largos, protección de bandejas eléctricas. Consiste en un cable que, al alcanzar altas temperatura, se derrite y acciona una alarma.

Sistemas de rociadores automáticos: estos se distribuyen por toda la superficie y según el riesgo a proteger. Así, en caso de incendio, estos rociarán agua en la zona. Se activan mediante un sensor que permite conocer cuando se llega a una determinada temperatura.

¿Qué dice el reglamento?

Es importante que, antes de instalar algún sistema de detección de incendios en tu negocio, conozcas el reglamento. Aquí te damos un breve resumen, pero al final verás un enlace donde podrás conseguir toda la información que necesitas.

Lo primero que debes saber es que trimestralmente es obligatorio realizar la inspección de las instalaciones de Protección Contra Incendios. Además, deben ser revisados al menos una vez al año por una empresa autorizada.

Cada tres meses debes:

  • Comprobar que funcionen correctamente las instalaciones y que cada uno tenga su fuente de suministro.
  • Sustituir los pilotos, fusibles, etc. defectuosos y limpiar las bornas de los acumuladores, reponer el agua destilada, etc.

Además, si tienes extintores portátiles deberás:

  • Comprobar la accesibilidad.
  • Verificar que esté en buen estado de conservación el seguro, precinto, inscripciones, manguera, etc.
  • Comprobar el estado de carga: peso y presión del extintor y del botellín de gas impulsor
  • Revisar las partes mecánicas del extintor, como la boquilla, válvulas, manguera. Además, exigir la revisión trimestral de las bocas de incendio equipadas, verificando su buena accesibilidad y señalización de los equipos.

Para conocer más del reglamento, puedes informarte aquí.

Prevención

Aunque todo esto es sumamente importante para la seguridad en caso de incendios, no debemos olvidar que lo más importante es la prevención, porque gran parte de los incendios que se producen podrían haber sido evitados si se hubiesen tomado las medidas adecuadas. Aquí te damos algunos consejos:

  • Mantén una zona de seguridad alrededor de materiales eléctricos o inflamables.
  • Evita la sobrecarga de enchufes.
  • Comunica de inmediato a un profesional cualificado, cualquier anomalía eléctrica que detectes.
  • Si trabajas con materiales calientes, con chispas, llamas o electricidad, es importante que te protejas y también el área de trabajo.
  • Mantén siempre accesibles y visibles los extintores, bocas de incendios, pulsadores de alarma y salidas de emergencia.
  • Mantén tu lugar de trabajo limpio y ordenado, ten en cuenta que los derrames de líquidos en los artefactos eléctricos son comunes causas de incendios.
  • Los espacios ocultos pueden ser peligrosos, por lo que es importante evitar dejar objetos bajo las estanterías o detrás de las puertas.
  • No fumes en tu lugar de trabajo.
  • Revisa los lugares de trabajo antes de salir y si es posible, desconecta los aparatos eléctricos que no vayas a usar.
  • Usa sistemas de prevención contraincendios en tu negocio.

Es importante que tengas en cuenta cada uno de estos datos y consejos que te damos, para poder mantener la seguridad en este tema tan importante y que nos compete a todos.

¿Te ha gustado este artículo o quieres decirnos algo? Tenemos un espacio para ti aquí abajo, donde puedes decirnos lo que quieras y muy pronto te responderemos.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *