¿Sabías que el 43% del total de gasto que se realiza en innovación en España proviene de las pequeñas y medianas empresas? Y no es de extrañar en un mundo tan competitivo como el actual en el que innovar es, más allá de una opción, una necesidad.

Es bien sabido la importancia de la innovación en el mundo empresarial, pero ahora la verdadera incógnita es ¿cómo hacerlo de una manera que sea rentable?

Lo primero que debes plantearte es una estrategia que incluya 3 puntos claves.

1. Encuentra la verdadera razón para innovar:

A la pregunta: “¿Para qué innovar?”, no basta con responder: “para tener un negocio exitoso, o para destacar sobre la competencia”.  Cuestiona siempre lo que haces y cómo lo haces. Quizá descubras que muchos procedimientos en tu empresa se hacen así por costumbre y es allí donde debes evaluar si se pueden modificar estos modelos de negocio para crear una mejora competitiva que se refleje en el ambiente de trabajo y en los resultados.

2. Establece una planificación:

Y por planificación nos referimos a un calendario a corto y medio plazo que te permita visualizar la situación actual y el futuro de la empresa. Dicha planificación debe seguirse en el día a día de tu empresa, ¿de qué manera? Te recomendamos reservar tiempo para reuniones con tu equipo donde se intercambien ideas acerca de las metodologías empleadas en el trabajo, cuáles han sido más exitosas, cuáles no, etc.

3. Promueve una cultura innovadora:

Para ello la participación de tu equipo de trabajo es imprescindible. Motiva a tus empleados a impulsar proyectos de innovación, haz que se sientan apoyados y con la libertad de plantear sus ideas (no importa lo descabelladas que parezcan al principio).

Algunas tendencias de las Pymes 

Aquí te contamos algunas prácticas innovadoras que están poniendo en marcha otras empresas:

  • Uso de mensajería instantánea: la mensajería instantánea no es cosa nueva, lo verdaderamente sorprendente es que sea medio de comunicación útil para los equipos de trabajo en las empresas. El uso de WhatsApp, por ejemplo, es una práctica que puede acelerar agilizar las tareas de tus empleados.
  • El coaching empresarial: cada vez son más las empresas que aplican el coaching empresarial a los equipos de trabajo, ¿por qué? Está demostrado que los procesos de coaching en las empresas inciden directamente en el bienestar de los trabajadores y por tanto en los resultados profesionales de los mismos.
  • Cámbiate a la contabilidad electrónica: a pesar de que la contabilidad electrónica aún no es obligatoria para empresas que facturen menos de cuatro millones al año, las pymes comenzarán a adelantar este paso, de forma que tengan tiempo para familiarizarse con esta tecnología antes de que llegue la obligatoriedad.
  • Invierte en seguridad informática: la seguridad informática se ha convertido en un recurso al alza de los negocios online. ¿Por qué? Simple. Las pymes tienen que priorizar la seguridad de los datos, esto permite resguardar la propiedad intelectual y proteger la información sensible.
  • Trabaja en la gestión de relaciones con los clientes: el Customer Relationship Management o CRM (por sus siglas en inglés) es una aplicación que permite centralizar en una única base de datos todas las interacciones entre una empresa y sus clientes. Y aunque hasta hace un par de años solo las grandes empresas dedicaban sus recursos al uso de estas plataformas, hoy en día las pymes también pueden mantenerse en contacto con el cliente gracias a los avances tecnológicos como el correo electrónico, las redes sociales y los mensajes de texto.
  • Utiliza plataformas digitales: Actualmente cuentas con plataformas que te permiten gestionar distintos procesos en tu empresa de una forma mucho más sencilla, por ejemplo KUIKO, una plataforma online que te permite encontrar, elegir y contratar servicios de mantenimiento, obras y reformas con tan solo un clic. Contarás con asesoría profesional para lo que necesites en tu pyme, podrás pagar el servicio de una forma segura y fiable a través de la plataforma y evaluar al proveedor que se encargó del trabajo que solicitaste. La innovación es la piedra angular con la que las empresas se van abriendo paso en el sector donde se encuentren, así que te animamos a que no dejes de innovar en tu negocio.
  • Y no olvides la responsabilidad social: la innovación empresarial se manifiesta como una de las formas de responsabilidad social, ya que permite que desde la empresa se adopte una postura responsable para hacer negocios que garanticen un mayor desarrollo sostenible. Quizá baste con que simplifiques los métodos de producción de tu empresa, un ejemplo muy sencillo es la aplicación de la política de “cero papel”, donde el reciclaje este a la orden del día.

Hay un sinfín de formas de innovar, si aún estás en búsqueda de una que se adapte a las necesidades y dinámicas de tu empresa, te recomendamos que prestes especial atención a lo que se publica en medios especializados, y no dejes de asistir a ferias y conferencias empresariales, ya que éstas son verdaderas incubadoras de ideas que te permiten estar al día de las últimas tendencias.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *