Si estás pensando en pintar las paredes de tu casa o empresa, ¿sabías que hay muchos factores a considerar para elegir la pintura adecuada? Desde el poder de cubrición de la pintura, hasta su facilidad de aplicación, pasando por su resistencia al uso, si se trata de una pintura no lavable, si se adapta a un espacio específico… Para ello, es importante conocer qué tipos de formulaciones existen a tu disposición y tener presentes sus ventajas e inconvenientes. Así podrás tomar la mejor decisión para pintar tu hogar o negocio.

Para paredes en exterior: ¡Pintura plástica!

Aunque las pinturas más habituales en decoración son las pinturas al agua, la elección de la pintura más adecuada depende de la superficie que quieras decorar o proteger. Si se trata de una pared en exterior, la pintura plástica es la más indicada, porque se trata de un revestimiento con base al agua sencillo de aplicar que, además, no huele, cubre muy bien, seca rápido, se limpia con agua y está disponible en una amplia gama de colores.

Las pinturas plásticas suelen aplicarse directamente en superficies como el cemento o el yeso, y son las menos tóxicas. También las tienes disponibles con diferentes grados de brillo: pintura plástica supermate, mate, seda y satinado. Y cada una de ellas cuenta con diferentes ventajas.

Las pinturas mate y supermate tienen un tacto ligeramente áspero, carecen de brillo y disimulan las imperfecciones de tu pared, lo que las convierte en el aliado perfecto si tienes paredes con desperfectos o irregulares. Las pinturas seda y las satinadas te ofrecen un acabado elegante de tacto suave, es más fino y brillante que las mencionadas anteriormente, y son más lavables.

Por supuesto, la pintura plástica también es válida para los interiores, aunque no es la opción más económica.

¿Conocías la pintura al temple?

Este tipo de pintura ha sido uno de los productos más utilizados para pintar paredes hasta que aparecieron las pinturas plásticas modernas, y se fabrica a partir de una cola especial mezclada con yeso. De hecho, ¿sabías que tradicionalmente se usaba en Andalucía para pintar las casas porque resiste peor a los climas menos benignos?

Esta pintura podemos se puede aplicar de dos formas: en polvo preparado para diluir en agua o ya mezclada con agua, en forma de pasta muy espesa, para ser aclarada.

Entre sus características más destacadas, la pintura al temple es la opción más barata si necesitas que pintar superficies interiores de yeso o cemento. No se recomienda en exteriores porque no resiste bien el paso del tiempo y tiene poca adherencia, lo que hace que en determinadas ocasiones sea necesario aplicar un fijador previo.

A día de hoy sigue siendo demandada por su bajo coste, pero en general, podemos decir que se ha sustituido por la pintura plástica. Si tienes la oportunidad, por su mejor relación calidad precio, te recomendamos que elijas la pintura plástica en lugar de la pintura al temple.

Y si en vez de pintura… ¿Decoras tus paredes?

Si lo que quieres es dar un gran cambio a tus paredes y hacer que tus espacios parezcan completamente nuevos o aplicar los materiales más novedosos del mercado, tienes que conocer estos cuatro tipos de pinturas.

Esmaltes acrílicos: Los esmaltes se emplean sobre todo para el pintado de madera y metal, aun así, las paredes interiores también podemos pintarlas con este tipo de productos. Los utilizamos principalmente para el pintado de paredes de espacios comerciales, hoteles u hogares en los que buscan dar un toque de sofisticación y larga duración.

La principal ventaja del esmalte acrílico es que se pueden aplicar en todo tipo de superficies (hormigón, cemento, madera, metales…). A esta gran flexibilidad se une un secado rápido que te ahorrará mucho tiempo, y su condición transpirable es muy recomendable en ambientes húmedos. Para tu hogar te recomendamos los esmaltes acrílicos o con base al agua, porque no producen olores muy fuertes y son más económicos que los formulados a partir de resinas sintéticas.

Los esmaltes acrílicos también podemos aplicarlos en el pintado de superficies difíciles como muebles de melamina o azulejos de cocinas y baños. Para conseguir un resultado óptimo, los profesionales deberán limpiar bien la superficie con un limpiador alcalino para matizar la superficie, aplicar una imprimación que garantice un buen anclaje de la capa de acabado, y finalmente, aplicar dos capas de esmalte.

Esmaltes sintéticos: La pintura sintética es superior al resto por su dureza y resistencia al lavado. La recomendamos especialmente para exterior, al ser con base disolvente, el aire se vuelve bastante tóxico y su limpieza es más complicada. También es posible pintar las paredes y techos interiores con esmaltes sintéticos, no obstante, te recomendamos que los profesionales que elijas para el trabajo tomen todas las precauciones extra para que el espacio sea seguro.

Pinturas con aditivos especiales: Existen pinturas con aditivos o formulaciones especiales que les confieren unas características únicas.

Aquí te citamos algunas pinturas que podrían ser de tu interés:

  • Pinturas con aditivo antimoho: Evitan la proliferación de moho y hongos en interiores si tienes humedad recurrente.
  • Pinturas superlavables: Tienen una altísima repelencia y resistencia al frotado y nos permiten eliminar las manchas domésticas más comunes como el kétchup, vino, barro, rotulador, etc.
  • Pinturas antimanchas: Son perfectas para una cocina o el baño que tenga manchas de humo, nicotina o humedades.
  • Formulaciones ecológicas: Carecen de disolventes, cuidan la salud, y protegen el medio ambiente.

Estucos decorativos: Las pinturas plásticas, los esmaltes sintéticos y los acrílicos, permiten decorar tus paredes con acabados lisos, pero si lo que buscas es tener superficies decorativamente más especiales, los estucos conseguirán darte ese acabado. Son una pasta compuesta de cal, yeso, cemento, arena de mármol y pigmentos naturales, que se aplican sobre las paredes y techos cuando se desea un elemento decorativo. Aporta una textura lujosa, aterciopelada, suave y brillante, que recuerda a las piedras naturales.

Ahora que ya tienes más claro cuáles son las opciones disponibles en el mercado y cuál es la mejor para lo que tú necesitas, el siguiente paso es encontrar al mejor pintor. Esto es mucho más fácil que conocer todos los tipos de pintura del mercado: tan sencillo como hacer clic y entrar en KUIKO.ES.

En KUIKO podrás comparar precios y valoraciones de los mejores profesionales de tu zona. Todos ellos previamente homologados por su equipo de ingenieros y arquitectos, para garantizar que la persona que vaya a tu casa o negocio va a hacer el trabajo como tú estabas buscando.

¿Tienes alguna duda más? Pregúntales sin compromiso a los ingenieros y arquitectos de KUIKO.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *