¿Pensando en hacer una reforma de cocina? Hay una pregunta sencilla pero fundamental que debes plantearte antes de ponerte manos a la obra: ¿cómo es tu estilo de vida?

La cocina es un fiel reflejo de nosotros mismos. Hay quienes buscan refugiarse cada mañana tras una humeante taza de café en la intimidad de la cocina. También quienes demandan un espacio abierto y multidisciplinar dispuesto a recibir a todos los miembros de la casa.

Hay cocinas destinadas exclusivamente al ritual de las comidas. Cocinas para los grandes chefs de la casa que necesitan todo el espacio disponible para expandir su creatividad culinaria. Y hay otras que se convierten en grandes despachos donde los niños hacen sus deberes y los adultos se ponen al día con los correos.

No hay dos familias iguales, y por ende tu próxima cocina debe ser fiel a ti y a tus necesidades diarias.

¿Ya tienes claro esto? Entonces sigue leyendo la receta para la cocina perfecta. Te traemos una lista con los ingredientes clave para reformar con éxito una de las estancias más importantes del hogar.

 

Fija un presupuesto y consulta a profesionales

Imagina que estás pensando en hacer una tarta. Tienes todos los ingredientes, pero te das cuenta de que falta lo más importante: un buen horno. ¿Resultado? Hagas lo que hagas es imposible que tu dulce repostería se cocine.

Con las reformas pasa exactamente lo mismo. Por mucho que tengas todos los materiales, herramientas o diseños, sin un buen equipo detrás el proyecto no va a quedar como quieres.

Necesitas contar con grandes profesionales para que tu reforma salga a pedir de boca. A lo largo de todo el proyecto te asesorarán y acompañarán, garantizando siempre los mejores resultados y la más estricta profesionalidad. Otro factor clave para una cocina en su punto es cerrar el presupuesto antes de empezar el trabajo. En KUIKO te ofrecemos gratis y sin compromiso hasta tres presupuestos para que puedas comparar y elegir el que más se adapte a lo que buscas.

 

Distribución de la cocina

Demos paso al segundo punto. Ya tenemos nuestro “horno”, ahora toca colocar en la encimera todos los ingredientes de nuestra tarta. Es en este punto donde entra en escena la distribución, un aspecto fundamental para determinar el éxito de la reforma.

¿Conoces alguna teoría relacionada con el reparto del espacio? Te presentamos la teoría del triángulo. Toma nota, que después viene la práctica.

Se trata de una distribución basada en tres áreas: cocción, lavado y almacén. La zona de almacenamiento está destinada a la nevera, estantes y alacena. La zona de limpieza acoge el fregadero, que no puede estar pegado a la placa por temas de higiene y limpieza; las indeseables salpicaduras de aceite cuando más lejos, mejor. Igualmente, la placa no puede estar demasiado pegada a la pared para que cocinar sea algo cómodo.

Y por último, la punta del triángulo, la zona de cocinar. Aquí encontramos las placas y el horno.

Una vez definidas estás tres áreas básicas tienes que decidir qué tipo de cocina quieres. La más común es en forma de “U”, donde los muebles están repartidos entre el frente y ambos lados. También triunfan la que tienen distribución en “L”, donde los muebles están repartidos entre el frente y solo un lado. Y si eres de los que valora al máximo el espacio… ¡una isla en medio es la alternativa perfecta!

Para esta definición plantéate también si te gustaría incorporar un office para desayunos o comidas exprés o si te interesa integrar un comedor más amplio. También puedes incluir la cocina en la totalidad de la vivienda abriendo paredes y permitiendo que comparta los espacios.

 

Electrodomésticos

Todos los ingredientes están dispuestos en el bol de nuestra reforma. Toca mezclarlos para que adquieran la textura adecuada. En esta parte de nuestra receta toca poner en alza la importancia que tienen los electrodomésticos.

Van indudablemente ligados al diseño de la cocina y su tamaño, potencia y calidad deben ser acordes al tipo de chef que eres. ¿Nuestra recomendación? Los electrométricos panelados. Están, pero no se ven. Es la mejor forma de integrarlos en el espacio, especialmente los que son de mayor tamaño como por ejemplo frigorífico, lavadora o lavavajillas.

Si buscas que sean los más ecológicos posible y además ahorrar considerablemente en tus facturas, atento a las etiquetas. Los de clase A++ consumen un 100% menos que los de otras clases.

Y qué prefieres, ¿vitrocerámica o inducción? Según lo que elijas la distribución de la cocina cambia y la zona inferior debe estar despejada o no.

En cualquier caso, la campana extractora debe ser potente si quieres evitar olores indeseados viajando sin rumbo por la totalidad de la vivienda. Este punto es especialmente importante si has decidido que tu cocina compartirá espacio con el salón.

Estas campanas pueden dar un toque de estilo a la cocina. Existen multitud con formas y estilos distintos que puedes consultar para cuidar al mínimo todos los detalles estéticos y funcionales de la estancia.

 

Materiales resistentes y de calidad

Último paso para completar la receta de la reforma perfecta: un molde resistente y duradero.

Existen diversos tipos de encimeras adecuadas para cocinas, los materiales más demandados son la piedra natural, laminados, o porcelánicas. Las cocinas profesionales utilizan encimeras de acero, pero si presentarte a MasterChef no entra dentro de tus planes, no lo recomendamos. Con el tiempo se rayan y estéticamente crean un efecto poco agradable.

Elige materiales resistentes, capaces de aguantar la humedad, grasas o las fuentes de calor. No te guíes exclusivamente por el precio, es mejor invertir y garantizar que resistan muchos años antes que ahorrar ahora y tener que renovar después.

Los colores de encimeras y suelos van acorde a tus gustos, pero los colores suaves son los más utilizados en cocinas. Blancos, beiges o grises aguantan muy bien el paso del tiempo y las modas. Si buscas inundar de color la cocina, el verde manzana o amarillo pueden dar un toque muy especial al ambiente.

En KUIKO, queremos ayudarte con todos tus proyectos. Entra en KUIKO y juntos trabajaremos en la receta de la cocina perfecta.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *