Nada más salir del concesionario, un coche nuevo se deprecia un 40%.

Con la moda a gran escala pasa algo similar, en cuanto una pieza de ropa lleva una semana en un estante, comienzan a aparecerle pegatinas de descuento en su etiqueta.

Este efecto de depreciación tan generalizado en nuestro mercado actual no rige en el mundo de los bienes inmobiliarios.

Como lo oyes.

Tu casa actual cuesta mucho menos de lo que costará en tan solo unos años y, por ende, cuesta mucho más de lo que pagaste al comprarla.

Eso sí, siempre y cuando la hayas mantenido en perfecto estado.

Pero, ¿qué pasa si la quieres revalorizar pero no puedes esperar?

En KUIKO te recomendamos que lleves a cabo una serie de mini-reformas que te detallamos a continuación.

¡Ojo! No hace falta que tires la casa por la ventana. De hecho, una gran inversión no tiene por qué traducirse en un aumento de su precio en mercado.

Se trata, por tanto, de realizar pequeños cambios, tanto a nivel estético como de su distribución y que, por suerte, son mucho más baratos de lo que esperas.

Te enseñamos pequeñas reformas con las que, a la larga, conseguirás un aumento en los beneficios económicos de tu venta o alquiler.

 

Actualiza los materiales de tu vivienda

Cada casa tiene su propia historia.

Una historia muy personal que se cuenta en cada uno de los arañazos, agujeros, manchas y desperfectos que la habitan.

En esa pared del fondo, están grabadas las peleas entre tu hermano y tú cuando eráis pequeños.

En esa ventana del salón, aquella tarde en la que te prohibieron jugar al hockey dentro de casa ¡pero aún así lo hiciste!

Esa mancha negra en la cocina es la prueba de que tus primeros pinitos entre fogones fueron – por decirlo de alguna manera – “fulgurantes”.

Y es que, aunque probablemente te hayas encariñado de todos esos detalles que hacen que tu casa sea un lugar único y entrañable, si estás pensando en revalorizar tu vivienda, te recomendamos que dejes el pasado atrás.

No hay segundas oportunidades para una primera impresión.

Pregúntaselo a cualquier comercial inmobiliario.

El suelo, la encimera o las baldosas del baño tienen una enorme influencia en la imagen que el posible comprador se hará de tu inmueble. Si decides conservarlo intacto porque eres un amante de la serie “Cuéntame”, vete pensando en reducir considerablemente su valor de mercado.

Si por el contrario, no te importa invertir un poquito sabiendo que lo recuperarás en el momento de la venta o a lo largo del alquiler, decídete por materiales de auténtica calidad.

Nuestros expertos pueden recomendarte cuáles elegir para completar tu mini-reforma.

 

Dale una capita de pintura a las paredes

¡Pero déjaselo a uno de nuestros profesionales!

Puede que esos anuncios de “Pintores económicos” que cuelgan de las farolas de tu barrio te parezcan muy atractivos, pero pintar es una de las mini-reformas que peor puede acabar.

Si bien todo el mundo sabe pintar unas paredes, no todos los resultados son profesionales. ¡Cuántas más esquinas y desniveles haya en tu hogar, más difícil será dar por terminada esta tarea!

Antes de enseñarlo, déjalo impecable.

Una buena capa de pintura no solo hará que parezca aún más cuidada y limpia, sino que además dará la sensación de que está para estrenar.

En cuanto al color, te recomendamos decantarte por los tonos atemporales. De esta manera, te asegurarás de que tu hogar no pase de moda.

Una opción adicional es empapelar.

Nuestra recomendación es que combines las dos.

¡Incluso en la misma estancia!

 

Unir dos habitaciones

Como ya sabrás, el valor de una vivienda es directamente proporcional a los metros cuadrados con los que cuenta.

Si bien es verdad que tirar una pared y unir dos habitaciones no aumentará más que unos centímetros el espacio en plano, lo que sí que conseguirá será aumentar la sensación de amplitud.

Además de comodidad, unir dos estancias antes separadas te ayudará a ganar luz en toda la casa.

Dentro de este tipo de mini-reformas, las más habituales son las que unen salón y comedor. Dos ambientes en los que se suele convivir y congeniar en nuestra cultura.

Unir cocina y comedor da como resultado un office. Un pequeño comedor dentro de la estancia o simplemente una barra con la que completar una cocina.

Esto multiplicará el valor de tu vivienda y también le dará carácter. Algo esencial para diferenciarse de otros inmuebles en venta.

En KUIKO somos expertos en todo tipo de reformas y queremos redescubrir junto a ti todas las posibilidades de tu vivienda.

Tanto si buscas revalorizar tu casa con pequeños cambios como si lo que estás buscando es una mini-reforma para transformar su aspecto, entra en nuestra plataforma y accede, sin ningún tipo de compromiso, hasta a tres presupuestos profesionales en tu zona.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *