Si estás pensando en realizar una reforma, vas a aprender qué es el diseño biolífico justo en el momento adecuado. Continua leyendo y descubre todo lo que te ofrece.

Biofilia significa amor a la naturaleza y se refiere a la atracción que tiene el ser humano hacia ella. Algo así como una conexión genética debido a los miles y miles de años durante los que hemos vivido en entornos naturales.

En la actualidad vemos cada vez más espacios urbanizados y menos espacios naturales, cuando lo más conveniente sería garantizar un equilibrio entre ellos. Por eso, el diseño biofílico está ganando terreno entre arquitectos e interioristas. Es la oportunidad de volver a conectar al ser humano con sus orígenes en la naturaleza.

Además, está demostrado que esta desconexión influye mucho en nuestra vida diaria.

La Organización Mundial de la Salud afirma que las enfermedades relacionadas con el estrés serán las que más contribuyan a problemas de salud en los próximos años.

Otros estudios afirman que contar con espacios naturales en nuestro entorno contribuye a impulsar la productividad y la salud de los trabajadores. Incluir espacios verdes en la oficina o lugar de trabajo no solo ayuda a disminuir los niveles de presión arterial y frecuencia cardíaca de los empleados, sino que aumenta la productividad, creatividad y bienestar de todos y todas.

Además, hay estudios que afirman que las empresas que aplican el diseño biofílico ayudan a mejorar la concentración y la capacidad cognitiva de los trabajadores.

¿Te atreves a comprobarlo?

Aquí te damos algunas recomendaciones que te serán muy útiles para convertir tu espacio en un lugar fantástico que combine lo mejor de ambos mundos.

Ábrele las ventanas a la naturaleza:

Tener grandes ventanales que miren hacia espacios naturales es fantástico. Te permitirá tener una mayor conexión con la naturaleza y encontrar la inspiración cuando te falte con solo mirar por la ventana.

Si no te es posible tener esa vista privilegiada ni los ventanales existe una alternativa: puedes colocar plantas o enredaderas en las ventanas que tengas plantas. ¡Pero recuerda! Evitando siempre cortar el paso de la luz. Otra opción que te puede resultar interesante en caso de disponer de poco espacio, es colgar plantas del techo. ¡Inspiración y naturaleza por todos lados!

Naturaleza que se ve y se siente:

Poder observar la naturaleza mejora mucho el ambiente que nos rodea. Pero sentirla… ¡sentirla es muchísimo mejor! Coloca suelos de madera natural e incluso mesas de trabajo de este material para sentirla como nunca.

Experimentar la naturaleza con la vista es increíble, pero no debemos olvidar que también tenemos la posibilidad de vivirla a través del resto de los sentidos. Por eso, los materiales y telas que utilizamos en nuestra oficina también pueden conectarnos con el mundo natural.

Al planear una reforma, considera la posibilidad de incorporar suelos de madera o de bambú, evitando materiales sintéticos y plásticos. Asimismo, puedes usar materiales reciclados y plantas en algunos lugares de tu negocio. Si tu oficina cuenta con terraza, podrías considerar la posibilidad de colocar césped natural y sillas de madera recreando el entorno de un parque sin abandonar las inmediaciones de tu trabajo.

“Be water my friend”:

Transforma tus espacios en entornos más naturales devolviéndoles el agua que les hace falta. Si somos un 60% agua, y un 70% de la superficie del planeta está cubierta de agua, ¿cómo es posible que en tu negocio no haya ni siquiera una pequeña fuente?, siempre y cuando el uso de este recurso sea responsable, te invitamos a incluir algunos elementos, como cascadas o acuarios que te permitan ver fluir el agua. Recuerda esa famosa frase de Bruce Lee.

Esta corriente arquitectónica apuesta por reestablecer el vínculo de los humanos con la naturaleza, y está científicamente demostrado que, no solo quedará estéticamente bien, sino que además nos ayudará física y psicológicamente.

Teniendo en cuenta todo esto, existen 7 patrones de diseño biofílico que podemos aplicar en nuestra casa o negocio:

1. Conexión visual con la naturaleza: Es decir, que se vean elementos naturales.

2. Conexión no visual con la naturaleza: Va más allá del sentido de la vista. Esta presenta estímulos auditivos, táctiles, olfatorios o gustativos.

3. Estímulos sensoriales no rítmicos: Se les llama así a las conexiones efímeras con la naturaleza. Se sienten como si se estuviera en contacto con ellos, con algo especial, fresco, estimulante y energético, algo natural.

4. Variaciones térmicas y de corrientes de aire: Cuando hay cambios en la temperatura y sensación del aire y esto se percibe en la piel.

5. Presencia de agua: Al ver, oír o tocar el agua, podemos experimentar una conexión con la naturaleza.

6. Luz dinámica o difusa: La luz natural es otro de los elementos que nos permiten sentirnos en un ambiente más natural.

7. Conexión con sistemas naturales: Se trata de tener conciencia de los procesos naturales, especialmente las estaciones.

Atento a la cantidad para que no pierdas la calidad:

Cuando implementas el diseño biofílico, puede que te excedas un poco y tu negocio parezca una selva, así que, procura intervenir los espacios con moderación, ni más ni menos. Para esto, puedes asesorarte con profesionales que te pueden ayudar a administrar mejor esta labor tan importante.

Si te ha gustado este artículo, si tienes alguna duda o algo más que agregar, no dudes en dejarnos tu comentario aquí abajo.

¡Nos vemos en un próximo artículo con más de los temas que te interesan!

 

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *