Te has hospedado en un alojamiento de alquiler vacacional y… ¡vaya forma de comenzar unas vacaciones! Sucio por doquier, desorden, mal olor o mal estado de los muebles. Seguro que no te apetece ni sentarte en el sillón, ¿cierto? Evita que les suceda lo mismo a tus clientes y haz que tu negocio prospere. Para lograrlo es mejor que gestiones el mantenimiento de tu alojamiento de modo que esté siempre en las mejores condiciones para cada persona que lo alquile.

Sabemos que no se trata de la tarea más divertida cuando imaginas tu negocio, quizá solo notes la parte en la que haces una foto encantadora para que busquen tu alojamiento y pienses en cómo promocionarlo, pero tras ello hay mucho, MUCHO trabajo.

Para que puedas tomártelo con calma, aquí te contaremos con todo lujo de detalles qué necesitas para que el estado de tu inmueble siempre sea el más idóneo, sin que se convierta en todo un problema.

Aquí te damos los consejos que te van a quedar de perlas en tu negocio:

Organiza las prioridades

Debes saber que, aunque todo debe estar impecable, hay lugares que tienes que limpiar con más regularidad que otros. ¿Cuáles? Todo lo que esté a la vista. Esto abarca lo que esté por dentro y por fuera, es decir, si tienes piscina, jardín o algún espacio a la vista, debe estar impoluto, porque tus potenciales clientes pueden enamorarse a primera vista o desaparecer para siempre. Hazle honor a las fotos que haces de tu alojamiento, esto es de lo más importante para los clientes que vienen desde internet.

Deja algunas pautas a tus clientes

Para que se pueda mantener el orden y buen estado de tu inmueble y muebles, es importante que se sigan algunas pautas por parte de tus clientes. Por ejemplo: dejar las toallas en un cesto, tirar la basura en el lugar correspondiente, …entre otros. Es necesario no agobiarlos, para que no parezca que hacen tareas durante sus vacaciones, pero sí dejar claro que con poco que hagan se podrá mantener el lugar en buenas condiciones para su próxima visita y, además, ayudará a los próximos huéspedes. Recuerda: si siguen estas pautas, es imprescindible que dejes un mensaje de agradecimiento a tus clientes, será muy valioso, ya verás. Después de esto, la persona encargada de hacer el mantenimiento del alojamiento, podrá gestionarlo de una forma más sencilla y eficaz.

Pide un depósito para los posibles daños

Para cubrir cualquier daño, lo más recomendable es que pidas un depósito con un estimado de lo que pueda costar alguna reparación. Este tipo de póliza te ayudará a mantener tu alojamiento si tus huéspedes no han sido responsables con el cuidado de tu propiedad. Es conveniente que, si les restas o no el depósito, en caso de desperfectos debes enviar una foto con los daños que hayan causado. Si se trata de algo estructural, es importante que contactes con el profesional adecuado para hacer la reparación inmediata antes que otro huésped se quede en el lugar.

Conoce a tu personal de limpieza

Si contratas a un profesional o a una empresa, es importante que los conozcas personalmente, para hablar directamente y enseñarles cuáles son las áreas que más te interesan, explicar cómo debe estar ordenado todo, decirles la ubicación de cada objeto y solventar cualquier duda que puedan tener sobre la limpieza.

¿Quién sabe? Un mueble puede parecer de un material y ser de otro, por lo que se puede dañar, es mejor explicar paso a paso todo, para que la limpieza sea óptima y que no exista ningún problema al respecto.

 Piensa en la limpieza antes de amueblar

Puede que no sea tu caso, pero si aún no has decorado el alojamiento, ten muy en cuenta que cada cosa que coloques debe poder limpiarse con facilidad. Evita a toda costa esos objetos que pueden quitar tiempo en las labores de mantenimiento. Mejor anticípate a los acontecimientos, ¿cómo? Algunas recomendaciones son: utilizar cuadros con marcos lisos, figuras decorativas lavables, fundas impermeables en los colchones, cubremesas, forro para el sofá, entre otros.

Dime cuántas estrellas tienes y te diré quién eres…

Así es, ahora todo se mide por estrellas y los consumidores son cada vez más difíciles de satisfacer, por eso, esto se convierte en un verdadero reto. Es importante que revises siempre que el trabajo sea óptimo, que no quede nada sucio ni fuera de lugar y mucho menos es aceptable el deterioro, porque implica descuido total, así que, ante cualquier pared agrietada, formación de hongos, filtraciones u otros inconvenientes, debes gestionar rápido a los profesionales pertinentes para que se encarguen.

¿Y si algo sale mal? Sí, es muy probable que no tengas tus 5 estrellas en ese caso. Pero es muy importante que te tomes este asunto con mucha seriedad y des la mejor respuesta para disculparte con tu cliente al respecto.

Prepara tu alojamiento siempre que esté libre

No lo dudes, aunque no tengas ninguna reserva pendiente, sería ideal que el alojamiento esté limpio por si aparece alguna reserva repentina. Lo conveniente es que tu equipo de limpieza sepa siempre los movimientos de tu alojamiento, para tener en cuenta el día y las horas disponibles y así gestionarse mejor para hacer el mantenimiento.

Contrata a profesionales

Aunque suene como algo obvio, suele haber casos en que las empresas o profesionales no realizan el trabajo como es debido, lo que se traduce en el deterioro progresivo de tu alojamiento. ¿Qué debes hacer? ¡Investigar bien! Conoce a quién contratas, en qué se especializa, los precios de todos sus servicios y otros factores que te hagan caer con el proveedor de servicios indicado.

Si te ha gustado este artículo o si tienes algo más que agregar, ya sabes, déjanos un comentario. Nos encantará leerte.

 

 

 

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *