Mientras que las grandes empresas tienen capacidades y recursos para evolucionar con el mercado, las pymes se enfrentan a escenarios cada vez más competitivos, desde la búsqueda de los clientes hasta la financiación. Para que su negocio tenga éxito, el foco de estas últimas debe estar en la buena gestión de sus recursos, en la apuesta por la innovación y en saber hacer frente a los altibajos económicos. Esto es fácil de decir, pero ¿cómo lo implantamos en nuestra pyme? Aquí te damos algunos consejos para que tu negocio tenga éxito:

1.- Si sabes lo que vendes, demuéstralo

Puede que sepas en qué se basa tu negocio y cuál es su valor diferencial, pero es esencial saber comunicarlo correctamente y transmitirlo con confianza a tus clientes. Este es un proceso que comienza desde la creación de tu empresa y en trabajar de forma constante. Ponte en el lugar de tu cliente: ¿le comprarías algo a una persona que no tiene idea de lo que está vendiendo? Uno de los factores más importantes para que tu negocio tenga éxito, es saber demostrar qué vendes y por qué te hace especial.

2.- Sé realista

Cuando inicias un negocio, especialmente si eres una pyme, deberás ir fijándote metas. Tener planificados hitos es fundamental para comprobar si tu trabajo está dando resultados. No obstante, estas metas han de ser realistas, acordes a lo que de verdad esperas conseguir. Puede que sientas que tu negocio es lo más, pero hay muchos factores que pueden afectar a sus resultados. Por eso, no hay nada de malo en sincerarse y valorar de forma objetiva qué se puede lograr y qué no. Fíjate un plazo y una meta, una vez que la alcances trázate una mayor. Estoy ayudará a que tu negocio tenga visión de futuro.

3.- Conoce los límites

La buena administración de los recursos de una pyme garantiza su éxito. Saber cuáles son tus límites, financieros y estratégicos, permitirá la puesta en marcha hacia el cumplimiento de los objetivos inicialmente planteados en tu plan de negocio.

Son muchos los gerentes que una vez inician su camino en el mundo empresarial se ven tentados a entrar en nuevos mercados, cambiar las propiedades del servicio o producto que ofrecen para apuntar a una cartera de clientes más grande o contratar a más profesionales o especialistas de los que inicialmente necesita. Esto puede desembocar en una pérdida de recursos, lo cual es altamente negativo para la estructura de costes de una pyme. Antes de abordar un gran cambio estratégico en tu empresa, revisa que tienes la capacidad para hacerlo.

 4.- Saca cuentas

Sea cual sea el tamaño de tu pyme o el sector al que se dirija, algo es seguro: una buena gestión económico-financiera siempre será primordial. Puede que no te guste eso de hacer cuentas y que los números no sean lo tuyo, pero como empresario debes saber que estás generando ingresos y que dispones de un capital ante cualquier riesgo, de esto dependerá tu negocio. Que ésta crezca o muera dependerá de lo que tus números te digan y si, simplemente, no estás dispuesto a hacer eso o no se te da bien, contrata a un financiero que pueda ayudarte. Lo importante es que alguien controle los números, eso es la base de cualquier empresa que tenga éxito.

 5.- Mantente al día

Estar al tanto de las últimas noticias del sector es muy importante cuando se trata de un negocio que está iniciando. Saber qué clase de altibajos financieros pueden afectar positiva o negativamente a tu empresa y captarlos al momento, te ayudará a evitar que te afecten o te permitirá ponerlos a tu favor. Todo dependerá de la estrategia que decidas implementar, eso sí, debes tomar rápidas decisiones y a su vez, muy precisas.

Además, estar al día con las tendencias digitales, las novedades en tu entorno y algunos artículos de blogs o revistas que muestren lo último del sector, sin duda, te ayudarán a estar siempre al día y conocer cómo actuar en cada situación. Recuerda que el mundo es muy cambiante y está en ti saber manejarlo en pro de tu pyme.

 6.- ¿Tienes personal? Motívalo

Ten siempre en mente que el liderazgo como habilidad de gestión, es vital para el éxito de una pyme, ya que en estos casos es el mismo dueño quien suele encabezar todos los cambios y decisiones que definirán trascendentalmente el camino de la empresa.

Puede que en tu equipo tengas una sola persona o que sean más. Lo esencial es mantenerlos motivados y hacer que crean en tu negocio. Sé un líder, haz que trabajen junto a ti, pregunta cuáles son sus inquietudes, qué les llena de su trabajo, qué sensación tienen cuando llegan a la oficina, etc.

Siempre hay maneras de premiar el buen desempeño y fomentar un buen ambiente laboral. La formación, los bonos y los ascensos son recursos ampliamente empleados, sin embargo recuerda que al buen líder lo define su actitud y su capacidad de influir en su equipo de trabajo para potenciarlo los 365 días del año y no solo en ocasiones especiales.

7.- Recuerda que la presentación lo es todo

Siempre nos quedamos con las primeras impresiones de las personas. Lo mismo ocurre con una empresa. Si conoces lo que puedes ofrecer a tu mercado, comunícalo de la manera más eficiente haciendo hincapié en los aspectos positivos de tu empresa, empezando por su factor diferenciador.

Recuerda que la presentación va mucho más allá de la publicidad que puedas hacer de tu empresa: incluye la identidad visual de la misma (colores, logo, eslogan, etc.), hasta el modo de en que tus empleados tratan a los clientes.

8.- Crea una red de apoyo con otras empresas

Establecer vínculos con otras pymes locales, te permitirá formar parte de una sólida red de colaboración con sus respectivos gerentes que podrán recomendar tus servicios a terceros. Es otra palanca que te permitirá mejorar el éxito de tu negocio. Además, ten en cuenta que esta red de apoyo puede no tener empresas de tu mismo sector.

Esta red es aplicable al mundo offline y online, desde donde hoy en día se están gestando proyectos inter empresariales como conferencias, ferias o foros: los espacios ideales para este tipo de intercambio.

 9.- Pide referencias a tus clientes satisfechos

¿Ya tienes varios clientes satisfechos en tu trabajo? Haz una lista con sus nombres y contactos y pídeles que den testimonio del buen servicio recibido. Puede ser en redes sociales o simplemente de boca a boca. Lo importante es que sean ellos, los primeros beneficiados,  quienes trasmitan la garantía de tu servicio. Ten por seguro que ganarás notoriedad en sus círculos sociales y con ello, nuevos clientes.

10.- Pregunta a los clientes con los que hayas tenido algún problema

La única manera de mejorar y reforzar a tu empresa es identificar cuáles son sus puntos débiles. Pregunta de manera educada a los clientes insatisfechos o aquellos que aún no prefieren tu oferta:  ¿qué carencia ven en tu servicio u oferta? ¿El producto o servicio no era lo que esperaban? ¿Quizá el precio no era correcto? ¿Estabas hablando con la persona equivocada? No tengas miedo de recibir consejos que te puedan ayudar a mejorar, y si tienes oportunidad de remediarlo, ¡no la pierdas!

Sigue estos consejos para hacer que tu pyme tenga éxito y verás que, aunque parezcan muchas cosas, lograr crecer, no será un tan difícil. Recuerda, además, que cuentas con KUIKO, la nueva plataforma que te conectará con profesionales de mantenimiento, limpieza o reformas, para que en tu pyme, no tengas que hacerlo tú todo. Porque sabemos que con la gestión de tu día a día, puedes quedarte sin tiempo para estos detalles, pero que no debes dejarlos de un lado si quieres que tu negocio funcione a pleno rendimiento.

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *