La oficina es uno de los sitios donde más tiempo pasas y, aunque no lo parezca, la iluminación es un factor muy importante cuando se trata de la productividad. Para quienes aún no están familiarizados la importancia de la iluminación en el trabajo, aquí os explicamos por qué es tan importante tener la iluminación adecuada en tu empresa.

Dependiendo del trabajo que realizas, la intensidad de la luz que necesitas tener en tu oficina podrá variar, y deberá oscilar entre los 100 y 1500 lux. ¿Y qué es un «lux»? Un lux es el nivel de iluminación por metro cuadrado, basado en la sensibilidad del ojo humano. Esta medida es básica a tener en cuenta en el lugar de trabajo. Por ejemplo, si diseñas o requieres mucha atención a los pequeños detalles como en la ebanistería, lo ideal es que el nivel de lux esté entre 600 y 1500 lux, mientras que, si tu trabajo es más del ámbito administrativo, con tener entre 400 y 700 lux podrás trabajar cómodamente sin sufrir ningún tipo de inconvenientes por la falta de iluminación.

Tienes las bombillas en la mano… ¿y ahora? Bueno, necesitarás un medidor de lux. Una vez que lo tengas y coloques la intensidad que consideres adecuada deberás comprobar tú mismo si está bien. Después comprueba si distingues formas colores, relieves y todos los objetos sin generar esfuerzo visual. Si es así, en seguida notarás que es el nivel es correcto. Este ejercicio te servirá para comprobar de forma práctica cómo influye la iluminación en tu oficina. Cuando te sientes cómodo en tu lugar de trabajo, es más fácil ser más productivo.

Pero desde KUIKO, queremos darte más. Por eso, te traemos algunas propuestas para ayudarte a que tu espacio de trabajo tenga la iluminación perfecta:

¿Luz natural o artificial?

Es un hecho, lo natural siempre es mejor. Nuestro cuerpo necesita luz solar, ésta es la que nos permite sintetizar la vitamina D, sí, como la fotosíntesis. Incluso, gracias a eso, somos capaces de cubrir el mayor porcentaje de la necesidad de esta vitamina. ¿Y por qué es tan buena? La vitamina D ayuda a absorber el calcio, evitar infecciones del tracto respiratorio, cicatrizar mejor y, algo fundamental para el trabajo: ¡evita el estrés y la fatiga! Como acabas de comprobar, la iluminación es un factor que influye claramente en la productividad de tus empleados.

Nuestra siguiente propuesta te explicará cómo lograr un espacio de trabajo iluminado con luz natura. Así que, enciende la luz y toma nota.

 Aprovecha las posibilidades que te da el espacio de tu empresa

Si estás en una oficina con grandes ventanales, sin duda, la luz entrará a través de ellos. En cambio, si no dispones de amplias ventanas, procura que tu lugar de trabajo y el de tus trabajadores esté lo más cerca posible de la luz natural. Si esto no es posible, es importante que coloques la iluminación artificial necesaria para que el ambiente esté claro y no tengáis que forzar la vista al trabajar.

Además, debes tener en cuenta que la luz natural también puede causar deslumbramientos en tu ordenador u otros objetos reflectantes. Por ello, te recomendamos que coloques los muebles en el sitio adecuado para no tener que abrir y cerrar persianas o cortinas que te quitarán luz natural. Procura, siempre que puedas, que entre la luz solar, para evitar la sensación de encerramiento.

Según las exigencias visuales de tu trabajo, así deberá ser la intensidad de la luz, ya que, una iluminación inadecuada puede generar fatiga visual y mental, mala postura, dolor de cabeza, estrés, falta de atención, accidentes, caídas y algunos trastornos oculares.

Así que, de algo no queda duda, para saber qué puedes hacer al respecto para evitar todos estos problemas que puede traerte algo que parece tan básico como la iluminación de una oficina, deberás seguir leyendo…

Si debes iluminar tu espacio con luz artificial, te contamos el otro dato que te va a interesar.

¿Qué tipo de luz debes colocar en tu oficina?

Las luces más habituales son las blancas y amarillas. Aunque en el mercado hay infinidades de colores, lo recomendable es utilizar las blancas, ya que se estima que aumentan la concentración y la productividad, mientras que las luces amarillas generan ambiente relajante y cálido que se asocia más para lugares con ambiente más disperso, como por ejemplo, un bar. Sea cuál sea el caso de tu oficina, es importante colocar pantallas o difusores en las lámparas para impedir los deslumbramientos. Y, si estás trabajando con un ordenador, ten siempre en cuenta que la iluminación, natural o artificial no debe reflejarse en el monitor, porque seguramente tendrás que forzar la vista o te generará fatiga visual. Además, ajusta el brillo y contraste que tiene la pantalla del ordenador: adecúalos según lo que vayas a hacer, evitando los extremos de iluminación que pueden ser perjudiciales.

Si tienes lámparas fluorescentes, debes estar atento a ellas, porque una vez que se deterioran pueden comenzar a parpadear. En ocasiones, este parpadeo puede parecer aparentemente imperceptible pero que, aún así, genera mucho cansancio visual.

En conclusión…

Como has podido observar, el color, el formato o la intensidad de la luz que utilices en tu empresa, es un factor determinante en bienestar y el rendimiento de tus empleados. Por eso es muy importante saber cómo influye la iluminación en tu oficina.

Para mejorar la productividad en tu pyme, la luz es primordial. Una correcta iluminación te ayudará a generar un mejor ambiente, a evitar que tus empleados y tú tengáis problemas a futuro, tanto físicos como psicológicos, y os permitirá trabajar de una forma más cómoda.

Prueba estos consejos y verás la gran diferencia que marcarán en tu lugar de trabajo. Si te han quedado dudas o quieres más información, compartimos contigo este manual sobre la iluminación en el puesto de trabajo.

¿Necesitas ayuda para mejorar la iluminación de tu empresa? Con KUIKO podrás encontrar al mejor profesional homologado para realizar estos cambios en tu espacio de trabajo, y hacer de él un lugar óptimo para aumentar el rendimiento y disminuir el estrés de tus trabajadores.

¿Te ha gustado el artículo? ¿Tienes alguna sugerencia más que nos ayude a conocer cómo influye la iluminación de tu oficina en tus empleados? ¡Cuéntanoslo en nuestro espacio para comentarios!

Escrito por:KUIKO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *